Envío a partir de 50€ en península

Cómo interpretar y cortar un patrón

¡Hola chicas! Hace días que no me paso por aquí, y es que ahora que ya estoy trabajando voy más liada, pero intentaré escribiros todo lo posible para que continuéis teniendo tips y patrones.

En este caso se me ha ocurrido hacer esta nueva sección de “Primeros Pasos” para todas aquellas que queréis empezar a coser, o que estáis empezando (que sé que sois muchas porque os lo pregunté en una encuesta de instagram😉)

En este Post vamos a ver cómo interpretar un patrón, y cómo tenemos que cortarlo en la tela para poder coserlo después.

Para empezar, ¿qué es un patrón? Pues un patrón no es más que plantillas que representan las distintas piezas que componen una pieza de ropa. Cuerpo, mangas, cuello, etc.

Estas plantillas contienen información representada con dibujos para que podamos entender cómo hay que colocarlas sobre la tela y cómo unirlas al coser. 

Aunque te parezca una locura, en el mundo del patronaje existe un código que facilita la tarea de entender un patrón. Aunque hay variantes y puede haber algunas diferencias dependiendo del o la patronista, entendiendo este código entenderás cualquier patrón que quieras coser.

Más abajo veremos el código que utilizo yo en mis patrones, y ya veréis que son todos muy similares.

Hay que decir que los patrones vienen en varias tallas. Por eso, si compras o descargas alguno, ya sea de una revista u online, no hay que cortar NUNCA el patrón original, ya que lo perderías y nunca más podrás volver a utilizarlo si quieres, por ejemplo, coser otra talla.

Lo que hay que hacer es calcar la talla que necesitas en papel de manila o alguno que sea transparente.

Vamos a ver el código. Os explicaré qué es cada símbolo y cómo hay que interpretarlo. 

RECTO HILO

Cuando colocamos el patrón en la tela, es muy importante fijarse en el recto hilo, que se representa por una flecha larga como la que se ve en la imagen de la izquierda. Esta tiene que ir paralela al borde de la tela (que no es el que te cortan con tijera en la tienda, si no el contrario, que normalmente está como despeluchado, como se ve en la foto de la derecha.

LOMO

El lomo es el centro de una pieza, y quiere decir que hay que cortarlo con la tela doble para que, al abrirlo una vez cortada, nos quede la pieza entera, sin un corte a la mitad.

Puede ir representado con cualquiera de los símbolos que ves en la imagen de la derecha.

LOMO
APLOMOS

Los aplomos pueden ser piquetes o taladros, y nos ayudan a saber cómo encajar una pieza con la otra.

Un ejemplo de piquete sería el que vemos en la sisa de la imagen. Se pueden representar de cualquiera de esas maneras y nos tendrá que coincidir con el piquete de la otra pieza (la manga en este caso) cuando vayamos a coserla.

El taladro es el círculo que vemos al final de la pinza, y nos indica el final de esta.

 
PINZAS

No hay que vaciar el interior de las pinzas. Lo que tenemos que hacer es marcar el inicio y el final, es decir, las marcas rosas que ves en la foto de la izquierda, para saber cómo tendremos que coserla.

FRUNCIDOS

Se puede representar con líneas onduladas, intermitentes, de puntitos… 

Los círculos nos indican el inicio y el final del fruncido.

BOTONES Y OJALES

No tiene mucho misterio. Donde está el símbolo del botón irá el botón, y en la marca del ojal tendremos que hacer el ojal.

LÍNEA DE MODIFICACIÓN

A veces los patrones tienen varias opciones. Por ejemplo, podemos encontrar que en un mismo patrón nos venga un modelo de minifalda, y otro de falda midi.

La línea por donde tendremos que cortar el patrón para tener el de minifalda, se representa con dos líneas paralelas pegaditas.

PLIEGUES Y LORZAS

Se indican con líneas paralelas. Las flechas nos dicen el sentido hacia donde tenemos que doblar el pliegue. 

Cuando la flecha tiene dos puntas en lugar de una, quiere decir que son lorzas en lugar de pliegues.

CREMALLERA

La cremallera se representa con una línea recta igual o parecida a la de la izquierda.

Ahora que ya sabes cómo interpretar el patrón, te toca jugar al “Tetris” y ver cómo colocar las piezas para hacer el menor gasto posible de tela. Pon alfileres al patrón para que no se mueva al cortarlo. Si la tela es muy delicada, puedes ponerle peso en lugar de alfileres.

Ahora, asegúrate de si los márgenes de costura vienen o no incluídos. Si es así, corta a ras del patrón. Si no están incluídos, tendrás que dejar 1 cm de margen a todo alrededor, y unos 3 cm al bajo.

Acuérdate de marcar todos los piquetes. Puedes marcarlos con tiza, o como hago yo, hacer un pequeño corte de unos milímetros, ya que la tiza se puede borrar. Eso sí, ¡no sobrepases el centímetro de margen!

Espero que este Post os sea útil, y os ayude a perder el miedo a cortar un patrón.

¡Nos vemos en las redes!

A %d blogueros les gusta esto: